cómo conservar embutido ibérico
18 Ene

Conservar el embutido ibérico en perfectas condiciones es clave para seguir disfrutando de sus valores y cualidades organolépticas como el primer día. Si haces una compra grande de ibéricos, te han regalado embutidos ibéricos de Extremadura y quieres conservarlos más tiempo o si no sabes cuánto vas a tardar en consumir los embutidos ibéricos que has comprado estos consejos te vendrán muy bien. Así podrás disfrutarlos en sus mejores condiciones aunque lleven tiempo en casa.

Cómo conservar embutido ibérico: 4 claves

1. Envasado al vacío, el método de conservación ideal para el embutido ibérico

Si te planteas cómo conservar embutido ibérico, debes saber que la mejor forma de conservarlo en casa en óptimas condiciones más tiempo es envasándolo al vacío. Actualmente existen envasadoras al vacío domésticas ideales para este fin.

Pero también puedes optar por comprar directamente tus embutidos ibéricos de Extremadura envasados al vacío. Tanto si compras por piezas como embutidos de Extremadura loncheados es posible comprarlos ya envasados al vacío. Es la manera más sencilla y efectiva de disponer de embutidos ibéricos de calidad en casa manteniéndolos más tiempo en perfectas condiciones.

2. Protección adecuada de los agentes externos

Algo que debes tener en cuenta al valorar cómo conservar embutido ibérico en casa es que se trata de un tipo de alimento que evoluciona según las condiciones ambientales. Humedad, luz o temperatura influyen en este. Por ello el aislamiento ya mencionado del envasado al vacío es clave para mantenerlo más tiempo en perfecto estado. Pero no son las únicas formas de protegerlo de esas condiciones que le afectan.

  • Humedad. Cuando los embutidos ibéricos están expuestos a un ambiente excesivamente húmedo pueden quedar mohosos. En un ambiente excesivamente seco, pierden más humedad. Para evitar dañor por humedad puedes mantener las piezas en un lugar ventilado, seco y oscuro si no están envasados al vacío. Envolverlos en papel film o de aluminio es menos efectivo pero para conservarlos por un tiempo más breve en nevera es una opción adecuada.
  •  Temperatura. La temperatura ideal de conservación del embutido ibérico es entre 17 y 24ºC. En épocas de calor, se puede guardar en la nevera siempre protegiéndolo de la humedad y otros olores envuelto en papel de aluminio, papel film o paños limpios y secos. En épocas de frío mejor a temperatura ambiente.
  • Luz. Oxida y degrada la grasa natural del embutido ibérico. Por ello son productos que se deben conservar en la oscuridad.

3. Protección de su propia piel

La propia piel de embutidos ibéricos como la caña de lomo favorece la conservación del embutido. Por ello no conviene retirarla completamente. Lo mejor es echarla hacia atrás y así la parte de pieza que no se consuma luego puede protegerse estirando la piel de nuevo. Incluso puedes pincelarla muy ligeramente con aceite de oliva para alargar su duración. Seguidamente envuélvela en papel film.

4. Conservación en casa de embutido ibérico loncheado

Si te planteas cómo conservar embutido ibérico loncheado más tiempo en buenas condiciones, en primer lugar plantéate cómo adquirirlo. Si decides comprarlo ya loncheado y envasado al vacío en pequeñas cantidades, estás tomando una buena decisión. Es el modo de conservarlo por más tiempo de forma óptima.

Si has calculado mal cuánto ibas a consumir y ha sobrado o si has comprado una pieza y lo has loncheado en casa, no te preocupes si no dispones de envasadora al vacío. Puedes conservarlo en papel de aluminio o papel film en la nevera. Aunque durante un tiempo más breve. Para mejorar su conservación, antes de envolverlas haz una torre con las lonchas, ya que así se protegerán mejor entre sí y se conservarán mejor.

5. Conservación en el congelador

Una duda habitual al preguntarse cómo conservar embutido ibérico es si este admite congelación. El jamón no es recomendable congelarlo, porque pierde cualidades organolépticas. Embutidos ibéricos como el chorizo o el salchichón soportan mejor la congelación. Y, además, es el modo de que las embarazadas con riesgo de toxoplasmosis puedan consumirlos con seguridad. Pero es preciso que se tomen medidas para un congelado y descongelado adecuado:

  • Congelado lo más rápido posible en aparatos de entre -18ºC y -24ºC.
  • Congelar piezas enteras envasadas al vacío. En su defecto, envueltas perfectamente en papel film.
  • Descongelar en nevera lentamente.

Si te planteas cómo conservar embutido ibérico en casa más tiempo evalúa la opción de comprarlo al vacío. Puedes hacerlo así en nuestras tiendas de productos ibéricos en Extremadura jamoneslajurre.com.