Diferencias entre jamón ibérico de bellota y de cebo
15 Ago

¿Sabes por qué son diferentes? Dependiendo del tipo de alimento que consuma el animal durante el cebo se conseguirá un cerdo ibérico de bellota, de recebo o de cebo. Te contamos las diferencias entre jamón ibérico de bellota y de cebo, además de cebo de campo, a continuación.

Diferencias entre jamón ibérico de bellota, cebo y cebo de campo según alimentación:

El cerdo ibérico de bellota

El cerdo ibérico de bellota se alimenta en montanera con la carga de bellotas y pastos que produce la finca.

  • Entra en la dehesa entre el 1 de Octubre y el 15 de Diciembre con un peso comprendido entre 92 y 115 Kg.
  • El período de engorde en montanera dura un mínimo de 60 días en los que repondrá un mínimo de 46 Kg.
  • Nunca habrá más de dos cerdos por hectárea en montanera.
  • La edad mínima para el sacrificio es de 14 meses y se realiza entre el 15 de Diciembre y el 15 de Abril.

El cerdo ibérico de “cebo de campo”

  • El cerdo ibérico de “cebo de campo”. entra en la dehesa entre el 1 de Octubre y el 15 de Enero de cada campaña con un peso comprendido entre 92 y 115 Kg.
  • Se alimenta a base de bellotas y pastos por lo menos 60 días, engordando de esta forma un mínimo de 29 Kg.
  • Finaliza su engorde a base de piensos compuestos de cereales a base de avena, cebada y trigo.
  • Nunca habrá más de dos cerdos por hectárea en montanera.
  • La edad mínima para el sacrificio es de 14 meses y se realiza entre el 15 de Diciembre al 15 de Mayo.

El cerdo ibérico de cebo

El cerdo ibérico de cebo, se alimenta en establos acondicionados a base de piensos nutritivos a base de cereales, avena, cebada y trigo y se sacrifica con una edad mínima de 10 meses.

¡Ya sabes las diferencias entre un jamón ibérico de bellota, de cebo y de cebo de campo! Como ves, es muy sencillo, sigue pendiente de nuestro blog para aprender más sobre estos productos, ¡te lo queremos contar todo!

Diferencias entre jamón ibérico de bellota y de cebo según color, textura y grasa

Las diferencias entre jamón ibérico de bellota y de cebo se pueden observar también a simple vista pues, las varias formas en la alimentación y el modo de vida marcan grandes cambios.

Por un lado, la grasa de ambos productos suele tener un tono dorado, solo que en el caso de los jamones ibéricos es mucho más brillante, más intensa. Desde luego, puede ser algo más complicado a la hora de diferenciarlo.

En otro aspecto en el que se pueden notar las diferencias entre jamón ibérico de bellota o de cebo es que, una vez lo abrimos vemos como el primero tiene un veteado con grasa infiltrada que luego le da ese maravilloso sabor.  

Esto se debe a que, al vivir en la finca, desplazándose de manera libre para ir consumiendo bellota, la grasa se va infiltrando entre el músculo, produciendo ese destacado veteado y sabor único.

Otra de las cuestiones que puede marcar una diferencia es que los cerdos que están en la finca suelen tener la pezuña algo más desgastada gracias a su ejercicio en ella buscando su apreciado alimento.

Diferencias entre jamón ibérico de bellota y de cebo según el precio

Obviamente otra de las diferencias entre jamón ibérico de bellota  y de cebo es que este último sale más económico que el primero. Hay que tener en cuenta que mantener a los ejemplares en montanera, libres y alimentados de manera natural requiere mucho esfuerzo de personal y mantenimiento, así como cuidados.

Al final todo ese esfuerzo y alimentación de manera natural se traduce en un producto gourmet que todos somos capaces de paladear con tan solo pensarlo. Ahora que ya conocer las diferencias entre jamón ibérico y de cebo, ¡no te dejes engañar!

Ya si quieres comprar productos de calidad, confiando al cien por cien en el etiquetado sabiendo en todo momento qué es lo que compras, ¡confía solo en profesionales como La Jurre!