Cuáles son las partes del jamón
20 Jul

Normalmente, los que encontramos este exquisito producto elaborado con paciencia, tradición y todo el buen hacer desde Extremadura, estamos acostumbrados y sabemos bastante sobre el tema. Pero ¿sabrías diferenciar cuáles son las partes del jamón?

En numerosas ocasiones estamos disfrutando de nuestro jamón ibérico de bellota o de una de nuestra paletas  con nuestros familiares y amigos y surgen preguntas y comentarios acerca del jamón, su composición, su sabor, textura, origen, o incluso a veces dudamos de cómo se llaman y cuáles son las partes del jamón.

¿Cuáles son las partes del jamón? Las 6 principales

Podríamos decir que hay 6 partes principales en este producto, y cada una de ellas tiene un nombre y unas características de sabor, color, textura y propiedades que las hacen únicas. ¿Quieres saber cuáles son las partes del jamón? ¡Sigue leyendo!

1. La Maza

La maza es la parte más jugosa e infiltrada. Contiene diferentes tipos de lonchas según sean cortadas de la zona central o los laterales y la punta. Es la parte más voluminosa de la pieza, para localizarla fácilmente tendrías que colocarla en el jamonero con la pezuña mirando hacia arriba.

2. La Contramaza

La contramaza es más fibrosa y de tonalidad más oscura y es altamente aromática. Se encuentra por debajo de la maza, que sería la zona de la cadera, por lo que muchas veces en el corte es fácilmente confundible con la maza. ¿Consideras que eres profesional del jamón? ¿Crees que podrías sabes cuáles son las partes del jamón solo con ver el corte? ¡Esta sería una prueba muy difícil!

3. La Babilla

Justo al lado opuesto de la maza y de la contramaza, esta zona se diferencia pues es menos grasa que la otra zona. Si tienes un jamón entero, lo vas a consumir lentamente y no sabes cuáles son las partes del jamón por las que es conveniente empezar dependiendo la ocasión, para este caso, esta es la mejor opción. De este modo, al ser una zona menos grasa, evitarás que se seque, mientras que la maza sigue manteniendo su grasa y jugosidad.

4. La Punta

Tradicionalmente utilizada para cortar virutas o taquitos ya que alberga una carne con mucho sabor y jugosidad. A causa de la colocación del jamón esta zona alberga más cantidad de grasa, así como de sal, por lo que su sabor se diferencia del resto con suma claridad.

5. El Jarrete

Esta parte proporciona un jamón muy fibroso pero fácilmente masticable, ya que se encuentra entre la caña y la maza. Si el cortador es profesional podrá sacar unas lonchas que son una delicia para el paladar, en caso de no poder, unos tacos de jamón con esta parte te dejarán encantado.

6. La Caña

Esta es la zona más próxima a la pezuña, es fibrosa y se suele partir en tacos, porque, como se suele decir, ¡del cerdo se aprovechan hasta los andares!

¡Ya sabes cuáles son las partes del jamón! ¿Tienes alguna favorita? A nosotros nos gustan todas pues, de una sola pieza, puedes disfrutar de los diferentes matices aromáticos y tintes de sabor diferentes, ¡un auténtico lujo para el paladar!

Además para aquéllos que quieran profundizar más y conservar su jamón ibérico de bellota o de cebo de campo en perfectas condiciones, debes saber algo más acerca del modo conservación.

Cuando se ha adquirido un jamón ibérico de bellota entero, las condiciones idóneas para su almacenamiento hasta el consumo deben ser lo más próximas a los 18º / 20º C. La combinación de una temperatura entre 20º / 22º C a la hora de su consumo permite mantener un buen flujo de la grasa, que impregna y recubre la superficie, lo que le da un bouquet muy atractivo al jamón.